Una startup americana llamada Solsol quiere aprovechar la energía solar en el día a día, lo cotidiano. Para ello, su gorra tiene paneles solares en la visera con los que se generaría la energía suficiente para mantener cargado un dispositivo como un Smartphone, como se puede ver en su web.

El móvil tan solo hay que conectarlo a la gorra a través de un cable USB, como explican en Computer Hoy.

Tan pronto como se expone a la luz del sol, comienza a almacenar energía, pudiendo cargar un móvil por completo en aproximadamente cuatro horas de luz solar directa.

La gorra que carga la batería del móvil se puede adquirir en el sitio web de la empresa y viene en diferentes colores. Además, se puede adquirir también como sombrero, aunque este no funciona con iOS 10, sólo carga dispositivos con versiones anteriores del sistema operativo móvil de Apple.

Ambos productos cargan también tablets, altavoces, cámaras Go Pro y auriculares. Son de talla única y tienen un precio de 56 dólares.