La Policía está buscando a un hombre que poco antes de las 6.00 h de la mañana de este domingo entró en un pub de la localidad madrileña de Alcorcón y disparó a bocajarro al dueño, que atendía la barra, y a una mujer que también se encontraba en el local. Ambos murieron poco después.

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid y de Emergencias Comunidad de Madrid 112 han avanzado este suceso que ha tenido lugar en la calle Pozas, a la altura del número 8, de esta localidad, cuando un hombre, al parecer al que conocían los fallecidos y personas que se encontraban en el pub, protagonizó un tiroteo que se ha saldado con dos fallecidos y un herido.

La Policía ya tiene identificado al presunto agresor, un cliente habitual del bar de música heavy en el que han ocurrido los hechos y se caracteriza por ir muy tatuado. Varios testigos han explicado que el presunto agresor conocía a las víctimas, a las que podría haber disparado por un ajuste de cuentas, aunque este extremo está siendo investigado por la Policía, que, por el momento, no descarta ninguna hipótesis.

El fallecido, de mediana edad, tenía varios disparos en la cabeza, según han constatado los sanitarios que se han trasladado a la zona.

La mujer recibió un disparo en el hemitórax derecho y también falleció, a pesar de que los facultativos le estuvieron practicando ejercicios de reanimación durante más de media hora.

También alcanzó al novio de la mujer, que fue trasladado al Hospital Fundación de Alcorcón con pronóstico reservado, donde permanece ingresado, según fuentes del centro.

Tras tirar la pistola en el suelo, el agresor huyó, y ahora la Policía mantiene abierto un amplio dispositivo para su localización, una vez identificado gracias a los testigos. Los agentes del Grupo de Homicidios se han hecho cargo de la investigación.