El conocimiento de los efectos erosivos y las especies más resistentes al fuego, así como identificar las plantas que van colonizando el terreno quemado con el rebrote de cepas como la carquesa, el brezo y el madroño y plantas herbáceas y arbustivas, han sido parte de las enseñanzas en una jornada que "ha sido una clase práctica en el campo y a la vez de educación medioambiental", según el profesor Agustín Iglesias.

Pero además, los estudiantes de los ciclos de Grado Medio de Producción Agropecuaria de Moraleja y de Aprovechamiento y Conservación del Medio Ambiente de Navalmoral de la Mata han realizado tareas de mantenimiento y selvicultura como continuación de los trabajos de reforestación en los que participaron el pasado año.

Así, han limpiado plantones de encina, de alcornoques y robles y han realizado aperturas de alcorque para recoger el agua de lluvia, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

Una jornada de aprendizaje y convivencia en la que los alumnos también han conocido la técnica que se utiliza para la extracción de la resina de los pinos, la resinación, un oficio en auge por la alta demanda que existe en la actualidad de la resina natural y ser la Sierra de Gata un lugar con una importante superficie de pinar resinero.