El subdirector y dos altos funcionarios de la cárcel de Apodaca, en el estado mexicano de Nuevo León, han sido cesados de sus cargos tras difundirse vídeos con vejaciones a reos, aunque el motivo del cese son las amenazas proferidas a familiares de presos y a otros funcionarios, según las autoridades.

El portavoz estatal de Seguridad, Aldo Fasci, ha informado en rueda de prensa de que miembros del crimen organizado amenazaron a los funcionarios cesados para que permitieran los abusos y la grabación de los mismos.

"Estas acciones anómalas que se dieron tienen que ver con amenazas y presiones que se dieron por parte del crimen organizado", ha subrayado, según recoge el diario La Jornada.

El martes pasado se difundieron en redes sociales vídeos donde se puede ver a internos vestidos con lencería víctimas de agresiones físicas y sexuales mientras limpian el suelo de la cárcel.