El presidente y número dos del servicio de transporte privado Uber, Jeff Jones, ha dimitido de su cargo, según ha confirmado este domingo la propia empresa en un breve comunicado. Jones llevaba apenas seis meses en el puesto.

La renuncia se produce unos días después de que el director ejecutivo (CEO) de la compañía, Travis Kalanick, anunciase que tenía la intención de contratar a un nuevo responsable del área operativa para iniciar "un nuevo capítulo".

La empresa, con sede en San Francisco, Estados Unidos, ha sido objeto de varias polémicas en las últimas semanas, incluyendo acusaciones de que ignora de forma rutinaria las acusaciones relacionadas con casos de acoso sexual. Además, en un vídeo difundido recientemente puede verse a Kalanick reprendiendo duramente a un conductor que se quejaba por los recortes en las tarifas.

Antes de trabajar para Uber, Jeff Jones era el director de marketing de la cadena de grandes almacenes estadounidense Target. A su llegada a la empresa de transporte privado sustituyó a Ryan Graves, quien había sido el director ejecutivo hasta 2010.