Es un éxito en todo el mundo, menos en Malasia, donde no han visto y no parece que vayan a ver la nueva versión de La Bella y la Bestia y todo a causa de las estrictas leyes contra lo que su gobierno denomina "ideología LGTB" del país y el empeño de Disney de no modificar su película, ni cortarla, como había exigido la junta de censura de Malasia.

El presidente de la junta de censura de Malasia, Abdul Halim reveló en una entrevista en New Sunday Times las partes que exigieron eliminar para que la cinta se emitiera en su país, algo a lo que Disney se negó valientemente. 

En primer lugar Halim culpó al director de La Bella y la Bestia, Bill Condon de ser el culpable de esta problemática. Para el censor, si el director no hubiera hecho declaraciones en las que ponía de manifiesto que el personaje de Josh Gad en la película, LeFou el inseparable compañero de Gaston, es homosexual, no se habría reparado en ello y no habrían tenido que censurar la película.

Halim aseguró que hay tres partes que deberían ser eliminadas: En la escena de la taberna, donde se ensalza a Gastón y donde "un personaje masculino (LeFou) abraza a otro (Gastón) desde atrás". Además, hay partes de las letras de las canciones que para Malasia son "sugerentes" y tienen "insinuaciones sexuales" y en tercer lugar una escena "que tiene lugar al final de la película" y en la que tres personajes aparecen vestidos de mujer.

El jefe de los censores aseguró que quieren respetar las películas, pero que "en el momento en que el 'elemento gay' se vio en el montaje, tuvimos que protegernos". "Si dejamos que pasen estas escenas, la gente se preguntará si Malasia reconoce LGBT", y no lo hace, como dejó claro Halim.

Tal y como recoge Hollywood Reporter, Malasia tiene leyes estrictas contra la homosexualidad y no sólo el sexo entre hombres es ilegal en el país, si no que además no se permiten personajes homosexuales en películas ni series, a no ser que muestren arrepentimiento o sean retratados de forma negativa.

El Comité de Apelación de cine del país, que tiene el poder de revertir la decisión de la junta de censura, se reunirá el martes para ver la cinta.