Según ha informado la Conselleria, la firma de este convenio permitirá que algunos jóvenes que tengan que cumplir una medida no privativa de libertad impuesta por los juzgados de menores, participen en alguno de los programas y actividades de integración social que Cruz Roja desarrolla en las Islas.

Se trata de jóvenes infractores a los que el juez ha impuesto una medida de medio abierto que a raíz de esta colaboración podrán participar en el programa Promoción de Éxito Escolar de Cruz Roja, dirigido a jóvenes de seis a 16 años y que desarrolla actividades de apoyo educativo y ocio a menores en situación de dificultad social.

Estos jóvenes podrán también incorporarse a actividades que los equipos de Cruz Roja lleven a cabo en cualquiera de las 14 oficinas locales que la entidad tiene en las Islas, así como actividades de ocio u otros proyectos de integración social que se estén desarrollando a los que por sus características puedan acceder.