La cantante, modelo y actriz británica de origen kosovar, Rita Ora ha decidido hacer instalar en su casa una llamada habitación del pánico, un sistema que en caso de que intrusos entren en la vivienda, blinda el dormitorio, haciéndolo inexpugnable, creando así un refugio. 

En noviembre de 2015 al menos dos personas entraron en casa de la cantante y la desvalijaron. Entonces Rita Ora no estaba en su domicilio de Londres, pero sí un familiar, que estaba durmiendo y que no fue consciente del robo hasta la mañana siguiente.

Y aunque han pasado dos años y uno de los autores del robo está detenido y en prisión, Rita Ora sigue obsesionada con el incidente: "se despierta en mitad de la noche sudando, pensando que hay alguien en su habitación que quiere hacerla daño", explican fuentes cercanas a la joven.

"Aunque el responsable está en prisión, Rita no consigue estar tranquila y ha estado viviendo con un miedo casi constante de que algo similar pudiera suceder de nuevo. Debido a que Rita está en el ojo público, ella sigue siendo un blanco para los ladrones así que un equipo de seguridad revisó por completo su seguridad personal", añadieron esas fuentes.

Ahora, la actriz de Fast & Furious y 50 sombras de Grey ha gastado 23.000 euros en la instalación de cámaras de seguridad, sensores de movimiento, alarmas de alta sensibilidad, puertas automáticas e incluso una pared de acero que cuando se pulsa el botón del pánico se desliza desde el techo del dormitorio, blindándolo y evitando que nadie pueda entrar mientras se pide ayuda.