El coportavoz parlamentario de MÉS per Mallorca, David Abril, ha explicado que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea "pegó un estirón de orejas" al Gobierno debido a la "mala praxis" de las cláusulas suelo debía de devolverse con efectos retroactivos a los clientes dicho importe.

"No nos parece bien que las entidades financieras a las que ya hemos rescatado y que han estado estafando a la gente, nos quiten recursos de la administración de justicia para centrarse en un caso privado", ha manifestado Abril.

Por ello, la formación ha presentado la iniciativa solicitando que se aplique "una tasa judicial inversa" para que las entidades bancarias asuman el coste de la puesta en funcionamiento de juzgados especiales para hacer frente al aumento de litigios a causa de las cláusulas "abusivas" en los contratos hipotecarios.

"Esperemos que se sumen muchas otras comunidades y que el Gobierno se comprometa a que estos procedimientos no supongan una carga a la Administración de Justicia", ha defendido.