Rodríguez, en rueda de prensa en el Consistorio, ha explicado que algunos voluntarios tienen "series dificultades" para poder hacer su labor en el albergue, posiblemente por la falta de este reglamento, ha apostillado.

Según ella, hay "muchos" impedimentos al acceso y para poder trabajar con los animales, por lo que buscan con este Reglamento una independencia respecto a la concesionaria que se encargue el Albergue en cada momento. La edil ha indicado que les vale ese documento u otro que se proponga por Foro, pero siempre que se apruebe con carácter de urgencia.

Junto a Rodríguez, ha intervenido Rodrigo Fernández, del grupo de Trabajo por los animales, quien ha dado conocer el reglamento del voluntariado, destinado a que los voluntarios pertenecieran al Ayuntamiento de Gijón y dejaran de ser competencia únicamente de la concesionaria del albergue.

De acuerdo a este reglamento, que consta de ocho artículos, podría ser voluntario cualquiera de más de 18 años, o menor de edad a partir de 16 siempre que tenga autorización de sus padres. Será, asimismo, una labor altruista y voluntaria, pero sin solapar a la de los trabajadores del albergue.

Asimismo, en el reglamento se reflejan los derechos y obligaciones y la definición del voluntario. Además, habría un registro de voluntarios y tendrían una identificación que les permita también acceder a las instalaciones del albergue.

A los voluntarios, asimismo, se les daría formación y habría una póliza de seguros ante los posibles riesgos que puedan incurrir. Por parte de los voluntarios, deberán comunicar un horario y que cumplan al menos un 25 por ciento de esas horas. Se quiere con ello, según él, afianzar la figura del voluntario con independencia de la gestora.