Los hechos tuvieron lugar sobre las 3.30 horas de este lunes, cuando se recibió una comunicación telefónica alertando de la presencia de un "cerdo negro suelto" en la calle de Peña Ubiña (Nuevo Gijon), sin que la patrulla policial localizara al animal. Dos horas más tarde, un sereno daba el aviso de avistamiento de un jabalí en la calle Roncal (Pumarín).

Dos dotaciones policiales trataron, valiéndose de los vehículos, de reconducir al animal hacia zonas no habitadas no siendo posible en los siguientes 30 minutos evitar que se desplazara por diversas calles, algunas céntricas, como Juan Alvargonzález, Manuel Llaneza o la avenida de Schultz.

En su recorrido, además, el animal puso en riesgo a peatones -algunos de ellos tuvieron que protegerse en los portales- y conductores, viéndose estos últimos en la obligación de maniobrar bruscamente para evitar atropellarlo en varias ocasiones.

Ante la situación de riesgo creada, se optó por conducirle al parque situado en el número 16 de la avenida de Schultz, donde, tras acordonar la zona, se procedió a abatir al animal que, posteriormente, fue retirado por Emulsa.