Las denuncias se enviarán al juzgado de Inca y se seguirán con las diligencias, tomando declaración a las víctimas, que presentan lesiones de leve gravedad, según han indicado fuentes de la Guardia Civil a Europa Press

A causa de la multitudinaria pelea que se originó cuando se estaba disputando un encuentro entre los equipos infantiles del Alaró y el Collerense, el partido tuvo que ser suspendido.

Durante el encuentro, que se estaba disputando en el campo municipal de Alaró, varios padres comenzaron a increparse y a pegarse ante la mirada de los niños que estaban jugando el partido y del resto de asistentes que se encontraban en las gradas.