El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado este lunes ‘Urbanismo con Perspectiva de Género’, una nueva medida de gobierno que trabaja desde este año para integrar la mirada de género en todas las políticas urbanísticas y conseguir una ciudad más justa, igualitaria, segura y sin barreras.

El Pla de Barris ya incorporó un paquete de medidas específicas sobre géneroEl documento ha sido elaborado conjuntamente por las áreas de Ecología Urbana y de Feminismos y LGTBI y, se presentará el próximo miércoles a la Comisión de Ecología Urbanismo y Movilidad.

Mejorar la iluminación, remodelar los espacios que quedan arrinconados o hacer las aceras más anchas son algunas de las acciones que el consistorio revisará para mejorar la convivencia en la ciudad.

Puntos negros a nivel de seguridad

También se realizarán 10 nuevas 'marchas exploratorias' (visitas a pie de calle de técnicos municipales, vecinos y expertos) y se pondrán en marcha algunas de las ideas planteadas durante el mandato anterior. Se trata de un proyecto a nivel de barrio para hacer un análisis del territorio e identificar los puntos negros de los barrios a nivel de seguridad.

Además, todos los técnicos del Ayuntamiento dispondrán este año de un manual sobre el planeamiento urbanístico con perspectiva de género que deberán aplicar en sus informes.

El objetivo es conseguir una vida cotidiana sin distinciones ni discriminaciones de ningún tipo por razones de género, económicas, de origen, de edad o funcionales, para que el espacio público atienda a todas las necesidades, tanto de hombres como de mujeres de forma equitativa e incorpore nuevas miradas que, hasta ahora, han quedado al margen del urbanismo tradicional. "Los hombres y mujeres no vivimos la ciudad de la misma forma, por lo que hay que hacer políticas que nos equiparen", ha informado Laura Pérez, regidora de Feminismos.
Los hombres y las mujeres no vivimos la ciudad de la misma forma"

Para plantear esta transformación se aplicaran criterios de transversalidad de género (igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres) con proyectos de transformación como la planificación de la Meridiana, para potenciar y mejorar la conexión de los barrios que la rodean, o la transformación de les Glòries.

Según la teniente de alcaldía de Ecología y Urbanismo, Janet Sanz, se trata de una “propuesta de sentido común, absolutamente necesaria y que pone en el centro la transformación de la ciudad desde la perspectiva de la puesta en valor de la vida cotidiana de la gente”.

Sanz también ha recordado que la voluntad del gobierno municipal en la materia ya quedó plasmada en el paquete de medidas específicas sobre género incorporadas en el Pla de Barris.