En la misma semana de 2015, la situación era de 5.735 hectómetros cúbicos embalsados, un 76,4 por ciento del total. El promedio de los años 2011 a 2016 ha sido de 4.001 hectómetros cúbicos, según los datos facilitados este lunes por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

El mínimo de estos últimos cinco años, en esta semana, corresponde a 2012, con 4.304 hectómetros cúbicos. En la actualidad, no se supera el promedio de los años 2012 a 2016, estando por debajo de la cifra de 2016.

El agua embalsada en el Eje del Ebro se eleva a 1.710 hectómetros cúbicos, un 74,2 por ciento de la capacidad total. En la margen derecha, se contabilizan 338 hectómetros cúbicos, un 54,3 por ciento, mientras que en la margen izquierda hay 3.433 hectómetros cúbicos, un 75,2 por ciento.

El río Ebro, a su paso por la capital aragonesa, lleva un caudal de 207,14 metros cúbicos por segundo y hace un año registraba 775,14 metros cúbicos por segundo. En Castejón (Navarra), el caudal se encuentra en 179,29 metros cúbicos por segundo, frente a los 647,57 metros cúbicos de hace un año.