En declaraciones a los medios de comunicación, Javier Sada ha manifestado el "contundente rechazo" del PSOE regional a este proyecto y "a cualquier tipo de trasvase", solicitando al Gobierno de Javier Lambán que adopte "todas las medidas legales" para frenarlo, lo que "ya está haciendo".

Ha dejado claro que la obligación del PSOE aragonés es "defender el Estatuto" e "impedir cualquier trasvase", recordando que el Gobierno autonómico "ya lo avisó" tras la última reunión del Consejo Nacional del Agua, cuando "nos quedamos prácticamente solos" contra la aprobación del Plan Hidrológico de la Cuenca Fluvial de Cataluña, que finalmente recibió el visto bueno.