La resolución, ante la que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo, impone también al exregidor del PNV una multa de 1.800 euros y la obligación de indemnizar al Ayuntamiento con 140.000 euros en concepto de responsabilidad civil.

Tras la vista oral celebrada en enero y febrero, la Audiencia Provincial vizcaína considera probado que Renteria cometió un delito de falsificación de documento público, así como un delito de fraude a la administración pública.

Tanto la fiscalía como la acusación particular, que ha ejercido EH Bildu y que actualmente dirige el Ayuntamiento de Bakio, formularon acusación por su actuación en este proyecto contra el que fuera alcalde del municipio entre 1995 y 2011.

(Habrá ampliación)