Las obras para terminar el edificio del Àgora, que acogerá la sede del CaixaForum en València, se pondrán en marcha el próximo 4 de abril y se terminarán en el plazo aproximado de un año. De forma paralela, se pondrán en marcha las obras internas correspondientes a la construcción del propio espacio cultural.

El plan actual prevé cerrar el Àgora, restaurar todos los desperfectos, así como repasar el trencadís ante los posibles deterioros que pueda haber a causa de las obras.

Así lo ha indicado el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, que este lunes se ha reunido con el director general de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa), Enrique Vidal, quien le ha informado sobre el inicio de las obras para terminar el edificio ubicado en el recinto científico y cultural, hasta ahora "inacabado, sin uso y con un alto coste de mantenimiento".

Desde la Generalitat han explicado que el acuerdo al que se ha llegado para retomar el cierre definitivo del edificio establece que el proyecto tendrá un coste de 4,6 millones de euros, un cifra que contrasta con los más de 20 millones previstos en el proyecto inicial y que suponían una inversión "inasumible" para la Generalitat, ha apuntado Puig.

Está previsto que estas obras empiecen el próximo día 4 de abril y que estén terminadas en un plazo de un año. Además, de forma paralela, se pondrán en marcha las obras internas correspondientes a la construcción del propio CaixaForum.

En este sentido, el jefe del Consell ha asegurado que la instalación del CaixaForum en València supone "un revulsivo fundamental para la cultura y para la propia Ciudad de las Artes y las Ciencias".

"Se trata de pasar de una política de grandes contenedores, a una política de contenidos al servicio del interés general de los ciudadanos", ha destacado Puig, quien también ha recordado que acabar este edifico "de una manera razonable en términos económicos" era uno de sus principales compromisos.

Colaboración de Calatrava

Por su parte, el director general de Cacsa ha destacado que este proyecto se ha llevado a cabo en colaboración con el arquitecto Santiago Calatrava -autor del diseño del Àgora-, que ha sido el encargado de la redacción el nuevo proyecto para cerrar las obras, después de que el consejo de administración de Cacsa considerara "inasumible" finalizar el proyecto en los términos previstos inicialmente y con un coste de más de 20 millones de euros.

En cuanto a la instalación de CaixaForum en el Àgora, Vidal lo considera "un hito" para el conjunto de la Comunitat Valenciana, y ha asegurado que con esta iniciativa se crea "una simbiosis perfecta" que encaja perfectamente con la actividad social y cultural que desarrolla la Ciudad de las Artes y las Ciencias.