Ha declarado a los medios de comunicación que la coalición de izquierdas sigue manteniendo la misma posición de hace "muchísimos años", oponiéndose "absolutamente" a cualquier tipo de trasvase, al considerar que en el siglo XXI "hay que buscar otro tipo de alternativas" por ser "insostenible" desde el punto de vista medioambiental, económico y político.

"Esperamos que el resto de fuerzas también sean contundentes contra el rechazo a ese trasvase", ha planteado Patricia Luquin, expresando que "a los problemas políticos hay que buscarles soluciones políticas y es en ese marco donde se tiene que trabajar".

La diputada de IU ha dejado claro que "los trasvases son algo anacrónico para el siglo XXI", confiando en que el Gobierno de Aragón "velará por los intereses de los aragoneses y las aragonesas desde todos los puntos de vista".