El arrestado se encontraba solo en el interior del establecimiento, situado en la avenida Venezuela, y hasta el lugar se desplazaron agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil, además de efectivos del Consorcio de Bomberos, para intentar negociar con él y convencerle de que desistiera de su amenaza y saliera del local.

Tras lograrlo, esta persona fue detenida sin oponer resistencia. Efectivos del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil encontraron dentro del bar varias bombonas de butano y diez litros de gasolina.