La Policía Local, que acudió para intervenir en el accidente, sometió al conductor a una prueba de alcoholemia, en las que arrojó unas tasas de 1.32-1.28 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, según ha informado este lunes el Ayuntamiento de Vitoria en un comunicado.

Además, al consultar la documentación, los agentes comprobaron que el conductor carecía de permiso de circulación por retirada judicial.