Estos tres grupos han intentado modificar la propuesta de resolución, a través de una enmienda de sustitución en la que proponían instar al Gobierno de Cantabria a transmitir al Gobierno central la condena del Parlamento por la gestión del accidente del YAK 42, asumiendo todas y cada una de las conclusiones del dictamen del Consejo de Estado, así como a homenajear a título póstumo a las víctimas cántabras, mediante reconocimiento oficial y público de su trabajo en pro de la paz mundial.

El diputado de Podemos Alberto Bolado ha dicho que las familias conocen el contenido de la enmienda y "no están dispuestas a aceptarla", por lo que la ha rechazado, a la vez que ha reprochado a PRC, PSOE y Cs su "cobardía y falta de valor", "disfrazada de un rigor y conocimiento técnico" del que, a su juicio, "carecen por completo".

En su primera intervención, Bolado ha leído una carta de los familiares de las víctimas cántabras, en la que pedían a los grupos parlamentarios el apoyo a esta iniciativa que "no pasaría si no a ser algo meramente simbólico, un pequeño homenaje y reconocimiento a nuestros familiares, los fallecidos en esta comunidad, pero también para sentar precedente, sea cual sea su color político, para el resto de comunidades".