"Empezamos a andar el camino con un buen principio, aunque tiene que tener un buen final", ha constatado el jefe del Ejecutivo, Alberto Núñez Feijóo, en un acto protocolario en el que ni el presidente, como tampoco los rectores, ni el titular de la cartera autonómica de Educación, Román Rodríguez, se han fijado plazos para cerrar el nuevo mapa de titulaciones.

Con todo, en anteriores declaraciones públicas, el conselleiro sí había avanzado que el objetivo era realizar modificaciones "en dos velocidades", con criterios para actuar "a corto plazo" (pensando en la oferta del curso 2018-2019) y, en paralelo, estableciendo parámetros para determinar una planificación "con tranquilidad pero sin pausa" de la nueva oferta.

Este lunes los intervinientes, Feijóo y los rectores de la Universidade de A Coruña, Julio Abalde; Vigo, Salustiano Mato; y Santiago, Juan Viaño, han coincidido en apelar a la "cooperación inteligente" -como la definió el rector vigués-. El reto lo plasmó su colega compostelano, quien subrayó la importancia de mejorar para poder "competir" no tanto entre las tres universidades gallegas sino en el "sistema universitario mundial".

(HABRÁ AMPLIACIÓN CON FOTO)