El sector en Aragón emplea a más de 800 trabajadores y se regula mediante pactos de empresa, ha detallado el sindicato en una nota de prensa, al explicar que los trabajadores de estas concesionarias prestan servicio 24 horas al día, todos los días del año y tienen que estar disponibles constantemente para cualquier incidencia.

"Los salarios no llegan a los mil euros en Huesca y Teruel, lo que les supone realizar un gran número de horas extraordinarias para complementarlo. Además, no se les abonan las guardias, los festivos, ni los festivos especiales (Navidad, Semana Santa) y tienen que realizar guardias y retenes", ha agregado FICA UGT.

En este punto, ha advertido de que "las empresas son conocedoras de la situación y no se ha producido ningún tipo de acercamiento", para avanzar que desde la federación realizarán campaña informativa en los centros de trabajo conjuntamente con otros sindicatos.