Según han informado fuentes de la Policía Local de Pontevedra, fue necesario desalojar dos edificios y alrededor de media docena de personas han necesitado asistencia médica por inhalación de humo.

Con todo, las personas atendidas ya han sido dadas de alta, y tan solo se han producido daños materiales. Asimismo, se ha extinguido el fuego y se prevé que los residentes puedan volver a sus pisos a pasar la noche.

En base a los datos aportados por el 112 Galicia, el bajo, situado en un edificio de cuatro plantas, es utilizado como almacén y en él se guardan pinturas, disolventes y un vehículo. Fueron avisados Urxencias Médicas, Bombeiros de Pontevedra, Policía Local y Protección Civil.