Un vehículo kamikaze ha entrado en Melilla este domingo a toda velocidad por la frontera de Farhana con seis inmigrantes a bordo. El coche fue abandonado y el conductor ha huido, mientras un policía nacional ha resulto herido leve al intentar evitar la entrada del automóvil.

Según ha informado una portavoz de la Delegación del Gobierno, el coche ha entrado sobre las 9,10 horas de la mañana a toda velocidad "desoyendo indicaciones de fuerzas de seguridad españolas y marroquíes".

La citada fuente ha indicado que la Policía Nacional y Guardia Civil que custodian el puesto fronterizo entre Melilla y Marruecos, "viéndolo venir, han intentado cerrar las puertas pero no les ha dado tiempo". La portavoz gubernamental ha subrayado que los agentes han tenido que apartarse para no ser arrollados.

El coche llevaba seis inmigrantes a bordo, todos ellos varones de origen subsahariano, que junto al vehículo han sido localizados de inmediato en Cerro Palma Santa.

El conductor se ha dado a la fuga pero la portavoz de la Delegación del Gobierno ha destacado que "la Guardia Civil lo tiene identificado y está en su búsqueda".

Como consecuencia de la acción del coche kamikaze, un policía "ha sufrido contusión leve en una mano" mientras intentaba evitar la entrada del coche. En cambio, no ha habido daños materiales en frontera Farhana. Los seis inmigrantes han sido puestos a disposición Policía Nacional  para su reseña en aplicación de la Ley de Extranjería.