La muerte de una mujer de 40 años y sus dos hijos, de 5 y 8 años, encontrados estrangulados en la vivienda familiar después de que el padre se haya precipitado a la calle desde el mismo domicilio, ha conmocionado al municipio de Campo de Criptana (Ciudad Real), que ha decretado dos días de luto oficial.

La primera alerta de esta tragedia se ha recibido un minuto antes de las nueve de la mañana, tras precipitarse un hombre de 44 años desde una vivienda situada en el segundo piso de la calle Convento, según ha informado a Efe el servicio de emergencia 112.

Cuando los equipos sanitarios han llegado el hombre había fallecido y los agentes de la Guardia Civil han tenido que recurrir a un cerrajero para acceder a la vivienda, ya que nadie respondía a la llamada y los niños no habían acudido al colegio, según han informado a Efe fuentes de la investigación.

La vivienda desprendía un fuerte olor a gas y en el interior han encontrado muertos a la mujer, de 40 años y natural del cercano municipio de Pedro Muñoz (Ciudad Real), y a sus dos hijos, una niña y un niño de 5 y 8 años. Del primer examen de los cuerpos se deduce que los tres fueron supuestamente estrangulados, según las mismas fuentes.

El hombre era Manuel Bustamante, conserje del Ayuntamiento y nacido en Campo de Criptana, donde también viven sus padres, precisamente en la misma calle en la que ha ocurrido la tragedia, aunque este miércoles no estaban en el pueblo porque se encontraban de viaje.

Sin denuncias previas

Algunos vecinos han explicado que la familia vivía desde hacía poco en esta vivienda, cercana a la de los abuelos paternos. La calle ha estado acordonado durante toda la mañana, además de colocarse grandes mallas oscuras en los extremos, ya que el levantamiento de los cadáveres no se ha producido hasta pasadas las 13:50 horas.

El alcalde de esta localidad de 13.800 vecinos ubicada en plena llanura manchega, Antonio Lucas-Torres, ha dicho en una rueda de prensa junto con el delegado del Gobierno en la región que el municipio está consternado por "esta inexplicable tragedia".

También ha pedido a todas las mujeres que puedan sentirse intimidadas o que sufran algún tipo de agresión que "denuncien su situación para evitar que puedan producirse casos como este" y se ha puesto a disposición de los agentes que llevan la investigación y de la familia.

El Ayuntamiento ha convocado esta tarde Junta de Portavoces, un pleno extraordinario para condenar los hechos y decretar dos días de luto oficial, y una concentración silenciosa.

Instituciones y partidos políticos han condenado los hechos a falta de confirmar si se trata de un nuevo caso de violencia machista, si bien el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha adelantado que las investigaciones apuntan a que sí lo es, aunque entre la pareja no había denuncias previas por malos tratos.

Gregorio ha señalado que si se confirma que es un caso de violencia machista las administraciones deben hacer "una reflexión profunda" sobre el problema.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha calificado de "tragedia" lo ocurrido y ha dicho que sería una tragedia aún mayor si tiene "ese drama añadido que significa una intencionalidad de violencia machista, que hay que erradicar entre todos".

De confirmarse como violencia de género, según la estadística oficial del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales este caso sería el quinto en Castilla La Mancha, comunidad con más crímenes machistas en los que va de año, varios de ellos en la localidad de Seseña.