El cantante y compositor Bob Dylan asistirá a las jornadas de apertura del nuevo complejo cultural que se ha construido en medio del río Sena, en París. La inaugración tendrá lugar del 18 al 21 de abril, días en los que los visitantes podrán disfrutar de la arquitectura de La Seine Musicale y del concierto del cantautor el último día.

El 22 de abril se añadirá un proyecto arquitectónico que aprovecha la Isla de Seguin, al oeste de la ciudad, para crear una 'ciudad de la música' de 35.000 metros cuadrados de extensión.

El complejo cuenta con una sala modular con capacidad de entre 4.000 y 6.000 personas, un auditorio que se dedicará principalmente a la música clásica con 1.150 asientos, un estudio de grabación, espacios para las empresas, tiendas y un jardín de 7.200 metros cuadrados.

Una enorme puerta de cristal, con 10 metros de ancho y 10,5 de alto, da la bienvenida al centro.

El proyecto arquitectónico de la 'ciudad de la música'

Una  parte del edificio está coronado por una gran bóveda de 800 metros cuadrados que permite contemplar las vistas del Sena desde el auditorio. El coste total del proyecto es de 170 millones de euros, de los que 120 son fondos públicos, según han anunciado en un comunicado.

El arquitecto japonés Shigeru Ban y el francés Jean de Gastines diseñaron el proyecto arquitectónico sobre los antiguos terrenos que ocupaba una fábrica de Renault. El plano urbano de la isla fue diseñado por Jean Nouvel.

El interior del complejo está dominado por los colores blanco y gris y sus paredes y pasillos se ajustan a la curvatura de la isla. En el exterior, destaca una gran vela decorada con más de 1.000 metros cuadrados de paneles solares fotovoltaicos que gira en torno a la cúpula siguiendo el curso del sol.

Todo ello reflejará la "ambición cultural" de La Seine Musicale y "su apuesta por  formar parte de un futuro ecológico" a través del proyecto Valle de la Cultura, del departamento francés Hauts-de- Seine, con el que quieren promover una "cultura y excelencia para todos".

El edificio está destinado a la creación y desarrollo de espacios para conciertos, exposiciones, eventos deportivos o paseos culturales, restaurantes y tiendas relacionadas con el arte y la cultura.

El proyecto quiere reflejar la ambición cultural y su apuesta por un futuro ecológico

La Seine Musicale se constituye como un espacio en el que los visitantes puedan salir a las terrazas, pasear por los vestíbulos con bares, tiendas y exposiciones culturales, respetando el medio ambiente. Su compromiso ha sido validado por varios sellos emitidos por organismos de certificación independientes.

"Algo accesible y de calidad al mismo tiempo: una oferta artística, de ocio y de bienestar creado por la iniciativa pública que se renueva constantemente".

La programación muscial

El auditorio acogerá una orquesta, con el nombre de Insula, que ofrecerá obras de ópera y conciertos tradicionales. Aunque estarán abiertos a nuevos campos, ya que su objetivo es conquistar nuevos públicos a través de conciertos innovadores, incluyendo artistas del circo o la danza, según han expresado en el comunicado.

El miércoles 19 de abril, antes de la inaguración oficial, habrá un concierto de Pick'O'Rama para familias y niños a partir de 6 años, en la que se mostrarán diferentes estilos de música anglosajona de los últimos treinta años: pop, hip-hop, electro, rock, garage...

El último día de la jornada de apertura, el 21 de abril, La Seine Musicale ofrecerá un concierto del último Nobel de Literatura, Bob Dylan

El sábado 22, con motivo de la apertura, dará un concierto la Orchestra Insula interpretando obras de Mozart, Weber, Beethoven.