Con el anuncio del nuevo pacto de los Presupuestos Generales del Estado entre el Gobierno y Ciudadanos, se apuntó una de las noticias más importantes para el sector cultural en los últimos años: una bajada del IVA del 21% al 10% para los espectáculos en directo (es decir, teatro, danza, música y –el más polémico– espectáculos taurinos).

Para muchos de los afectados por la subida del llamado ‘IVA cultural’ en 2012, esta es una buena noticia. Así lo asegura Jesús Cimarro, presidente de la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza (Faeteda), aunque con matices: "Que se anuncie es bueno pero, si se aprueban los presupuestos, hay que esperar para saber cuándo será efectiva esa medida".

Cimarro recuerda que las industrias culturales llevan "casi cinco años batallando contra este impuesto, que ha costado muchos puestos de trabajo". Faeteda ya ha pedido "una reunión con el ministro Méndez de Vigo para que nos explique en qué fecha se aplicará esta bajada".

En esa misma línea se encuentra Javier Olmedo, gerente de La Noche en Vivo, una asociación de salas de música en directo de Madrid. Para él, la noticia es un "balón de oxígeno". "La subida del IVA llegó en un momento terrible. Desde entonces, en Madrid no se ha vuelto a abrir una sala de conciertos", destaca.

Olmedo cree que el nuevo 10% "beneficiará al público y los artistas emergentes. Si hay más dinero, se puede programar más, se genera más trabajo... es un círculo virtuoso", afirma. Dice que las entradas a los conciertos en "salas pequeñas" seguirán al mismo precio, "porque cuando subió el IVA estos locales lo asumieron sin subirlo".

El cine, el gran perjudicado

Del otro lado está el sector del cine, el gran perjudicado de este anuncio, ya que no se contempla ese 10% para las películas. El nuevo director general de la Academia de Cine, Joan Álvarez, se alegra de la bajada del IVA en las demás áreas, pero lamenta que se haya excluido al séptimo arte.

"Se nos pide que esperemos a 2018, pero la cuestión es urgente", señala y cree que "hay que mejorar las políticas culturales y ayudar a que la relación del público con los creadores sea la idónea". El director afirma que "con la salida de la crisis, es el mejor momento para dejar la parte del pasado que no nos ayuda".

Por su parte, los partidos y asociaciones animalistas consideran innecesario bajar el IVA a las corridas de toros. Pacma presentó el viernes en el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes 100.000 firmas para mantener el impuesto en los actos taurinos y que disminuya en el cine.

El Gobierno y los responsables del área de cultura confían en bajar este impuesto para las películas "en los próximos presupuestos, cuando la situación económica lo permita", pero no dan ninguna garantía de que se vaya a poder cumplir esa medida.

¿Cambiará el precio de las entradas?

La mayoría de las asociaciones consultadas por 20minutos han destacado la "buena relación" con el ministro Íñigo Méndez de Vigo, asegurando que la comunicación "es fluida". En resumen y en palabras de Javier Olmedo, la noticia supone para la cultura "una pequeña luz en una industria que ya ha sufrido demasiado".

El consumidor quizá se pregunte si la aplicación de la bajada del IVA cultural afectará al precio de las entradas de los espectáculos. "Depende –asegura Jesús Cimarro–. Algunas salas asumieron el IVA y no tocaron el precio que llegaba al cliente. Otras lo subieron e incluso algunas lo bajaron para atraer más público. Será cada empresa la que decida, pero en general no se notará mucho la diferencia".