Sotheby's ha vendido en una subasta en Londres varias piezas de un lote de cerámicas realizadas por Pablo Picasso por un precio de 1,04 millones de libras (1,21 millones de euros), según ha informado la casa de subastas.

La subasta ha contemplado algunas de las piezas de cerámica más recocibles y notables del Picasso, entre las que ha destacado 'Gros oiseau visage noir', vendida por más de 146.000 euros (125.000 libras), o 'Taureau', adjudicada por más de 117.000 euros (100.000 libras).

En total, se han puesto a la venta 84 piezas de cerámica de Picasso, aunque no todas han sido compradas. Entre las adjudicadas, la figura 'Canard Pique-Fleurs' ha sido adquirida por más de 58.000 euros (50.000 libras), 'Visage aux yeux rieurs', por más de 51.000 euros (43.750 libras), o 'Visage de femme', por más de 33.600 euros (28.750 libras).

Desde 1947 y hasta la década de los 70, Picasso dedicó la misma pasión a la cerámica que a sus pinturas, esculturas y grabados, con un sentido de libertad e innovación.

En el verano de 1946, Picasso conoció a los ceramistas Suzanne Douly y Georges Ramié en su estudio Madoura, en la ciudad francesa de Vallauris, al sureste del país. Pronto descubrió en esta disciplina nuevos retos y un intercambio entre imagen y forma.

Suzanne Douly convenció a Picasso para que hiciera ediciones numeradas de sus cerámicas, las cuales eran tanto copias realizadas de moldes en los que trabajo el artista, así como réplicas autorizadas de los diseños originales. De esta forma, el autor de 'Guernica' fortaleció la tradición de la cerámica con una diversidad de formas, técnicas e imaginario.