La Serenísima República de Venecia, ciudad estado independiente desde el siglo IX hasta finales del XVIII, llegó a ser una de las grandes potencias económicas del mundo gracias al control del comercio en el Mediterráneo. También llamada Serenissima Repubblica di San Marco y regida por una élite de liberales y mundanos hombres de negocios, alcanzó su máximo esplendor territorial entre los siglos XIV y XV y, durante quinientos años —entre el XIII y el XVIII—, fue la ciudad más libertina de Europa.

La exposición Love in Venice (El amor en Venecia) ilustra el ambiente de tolerancia que convirtió a la ciudad estado en destino obligado de todos los "esclavos del encanto" del continente. Se trata de una exposición de obras gráficas —dibujos, grabados, estampas...—, libros y publicaciones editados desde 1297 a 1797, los cinco siglos más calientes del ambiente veneciano.

Organizada por la Biblioteca Pública de Nueva York, con entrada gratuita y en cartel hasta el 29 de agosto, la muestra es un apéndice al festival de música La Serenissima: Music and Arts from the Venetian Republic, dedicado a mostrar, con un denso programa de conciertos en el Carnegie Hall, el florecimiento artístico veneciano y también la "menos familiar historia escandalosa, descarada y libertina" que primó en la ciudad hasta que fue tomada por Napoleón.

Estado tolerante y secular, la república se originó en las comunidades lacustres de la zona, hogares y plazas fuertes de una clase alta capitalista de mercaderes que dominaban el Adriático y, por tanto, podían controlar el tráfico entre los extremos del Mediterráneo. Dueña de poderosas flotas militares y navales, gozó de una autonomía que no era típica del resto Italia y se convirtió en un destino de amor y placer.

Venecia no ponía cortapisas a los tratos mercantiles con árabes y judíos La exposición Love in Venice muestra un temario relacionado con la esencia hedonista del lugar, con imágenes de cortesanas, festivales suntuosos, rituales de belleza, animados carnavales y obras relacionadas con el clima de tolerancia que regía en la república, la única que no ponía cortapisas al establecimiento y los tratos mercantiles con árabes, judíos y pueblos del norte de Europa.

Comercio libre con imperios islámicos

Esta gran tolerancia de los venecianos en materia religiosa les permitió comerciar libremente con los estados islámicos del norte de África, sirviendo de valiosos intermediarios entre éstos y Europa, sin que las diferencias de fe fueran obstáculo para las relaciones.

Acceso privilegiado a las redes financieras de las comunidades judías europeas Una política similar era seguida hacia el judaísmo, con el permiso de asentamiento libre de mercaderes en territorio veneciano, lo que daba a la ciudad un acceso privilegiado a las redes financieras de las comunidades judías europeas.

Obra erótica de 1499

La gran joya de la exposición es un copia del libro Hypnerotomachia Poliphili (El sueño de Polífilo), una alegoría repleta de xilografías de gran calidad con imágenes eróticas —entre ellas un sacrificio de mujeres ante el dios Priapo en estado de erección sexual— impresa por primera vez en Venecia en 1499.