El centro Guido Reni Distric de Roma acoge la muestra Real Bodies, una exposición que ha pasado por todo el mundo en la que se enseñan todos los secretos del cuerpo humano a través de cadáveres donados.

El problema de esta muestra han sido, en este caso, los espectáculos paralelos. La organización de Real Bodies contrató al grupo Wild Suspension Team, unos performances que se cuelgan del techo clavándose ganchos de metal.

Cuando algunos de los asistentes a las primeras funciones del espectáculo vieron la sangre de los intérpretes, se desmayaron y tuvieron que ser atendidos por profesionales médicos, según asegura el diario Il Messaggero.

Debido a esto, Real Bodies ha decidido cancelar las funciones previstas, pero continuará con la exposición, que se podrá visitar hasta el 2 de julio.