Las acciones de la firma tecnológica Snap, la empresa matriz de la red social Snapchat, se resintieron este lunes en Wall Street después de la publicación de supuestos comentarios de su máximo responsable, Evan Spiegel, a un exempleado sobre el desinterés de la firma por crecer en "países pobres como la India o España".

Snap, que experimentó un descenso del 1,24% este lunes tras recibir críticas en redes sociales pese a haber negado los comentarios, cerró con sus acciones a 19,94 dólares, un valor cercano a su marca intradía más baja, de 18,90 dólares.

Según una denuncia interpuesta contra Snap por Anthony Pompliano, un exempleado que había trabajado tres semanas en la compañía antes de ser despedido en 2015, Spiegel habría dicho que Snapchat es "solo para gente rica", además de declinar expandir el negocio "a países pobres como la India o España".

En un comunicado remitido a la cadena CNN, Snapchat calificó los supuestos comentarios del extrabajador de "ridículos" y aseguró que la plataforma es "para todos" puesto que está disponible para descargar en todo el mundo.

"Esas palabras fueron escritas por un antiguo empleado descontento. Estamos agradecidos a nuestra comunidad de Snapchat en la India y en todo el mundo", señaló la firma tecnológica.

No obstante, la reacción en las redes sociales por parte de los usuarios fue contundente, con mensajes dirigidos a Spiegel, valoraciones negativas de la aplicación en las tiendas de Google y Apple y llamadas al boicot.

Desde su esperada salida a bolsa el pasado 2 de marzo, donde debutó con una valoración de unos 34.500 millones de dólares, Snap no ha conseguido remontar el valor de sus acciones, que al cierre del día siguiente alcanzaron su punto más alto, en 27,09 dólares.