Cómo arreglar un libro mojado, de Roberto Aliaga Sánchez, y Siempre será diciembre, de Fátima Embark Alí y María Mercedes Murillo García, son las obras galardonadas en la 39ª edición de los Premios SM El Barco de Vapor y Gran Angular, respectivamente, convocados anualmente por la Fundación SM.

Aunque el fallo del jurado tuvo lugar el pasado mes de diciembre, las obras premiadas se han dado a conocer hoy y saldrán a la venta el miércoles 19 de abril, tanto en papel como en edición digital.

La reina doña Letizia hará entrega esta noche de los galardones en un acto que tendrá lugar en la Real Casa de Correos, acompañada por la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, y el presidente de SM, Luis Fernando Crespo.

El maltrato narrado con toques de humor

Con una dotación económica de 35.000 euros, Cómo arreglar un libro mojado es una obra que, ilustrada por Clara Soriano, "atrapa al lector desde la primera página por su escritura cuidada, ágil y fresca" y "porque trata un tema muy serio en clave de humor sin caer en dramatismos y combina claridad con sutileza y elegancia con un final inteligente y convincente", según el fallo del jurado.

Dirigida a lectores de entre 8 y 11 años, la historia de Aliaga (Ciudad Real, 1976) aborda el maltrato, tratado en clave de humor, pero sin caer en dramatismos a través de Víctor y su intento por reparar un libro sobre el que accidentalmente ha hecho pis en el parque.

Sara, su mayor rival, decide leer el libro, que resulta ser un diario. La búsqueda del autor del diario, que parece encontrarse en problemas, unirá a los dos niños.

El autor ha destacado que el humor es muy importante en su literatura y que, por eso, su protagonista es divertido, además de tener una "pizca gamberra" pero también sensible.

Biólogo de formación, Aliaga se dedica profesionalmente desde hace varios años a la literatura infantil, donde ve un panorama de muy buen nivel tanto en los escritores como en los ilustradores.

La vida y la muerte desde el punto de vista de los adolescentes

Siempre será diciembre ha obtenido por su parte el Premio SM Gran Angular 2017 de literatura juvenil, también dotado con 35.000 euros, de la que el jurado ha destacado su "juego de voces a través de un discurso de una gran fuerza; ligando con el mundo de los sentimientos extremos que construye, en la búsqueda completa de la identidad en la adolescencia".

Dirigida a lectores a partir de 14 años, la obra está narrada a dos voces en capítulos alternos en la cual se trata dos puntos de vista diferentes sobre la muerte de Sam Flynn por parte de Jayden Waller, su mejor amigo y Samantha Flynn, su hermana melliza. Sam, el chico muerto, es el verdadero protagonista de la novela. Todo gira en torno a él, a lo que fue y a cómo se comportaba.

La dualidad de ser un villano para uno y un héroe para otro"

La novela, ilustrada por David Sierra, aborda temas como la muerte, las pérdidas, las mentiras, así como de la vida, del amor y de la propia aceptación.

Se trata del cuarto libro que escriben juntas Embark (1985) y Murillo (Barcelona, 1989), según han explicado ambas, que abordan siempre literatura realista con protagonistas "diferentes".

Lo que pueden hacer las mentiras y ver cómo una persona puede ser totalmente diferente según quién la observe, "la dualidad de ser un villano para uno y un héroe para otro", son otros de los temas que aborda esta novela que, dicen las escritoras, puede ser leída también por adultos.