Para conseguir guardar un poco de dinero en la hucha, hay una serie de pautas y actitudes que se pueden llevar a cabo.

Poco a corto, mucho a largo: "Los ahorros que vamos acumulando poco a poco tienen al final una recompensa con el tiempo: si se ha sido constante, se convierten en grandes cantidades", aseguran desde VidaCaixa. Para llevarlo a cabo es imprescindible el compromiso y el esfuerzo. "El ahorro es posible, no ciencia ficción", señala la entidad. Por ejemplo, con 30 euros mensuales se alcanzarían 1.800 euros en 5 años.

En nuestro beneficio: "Ahorrar no es algo que vaya contra ti, sino todo lo contrario. Debemos fijarnos retos y metas para ir alcanzando en función de las posibilidades de cada uno. Es vital", explican en VidaCaixa.

Mejor no derrochar: guardar algo de dinero no significa necesariamente gastar menos; es más importante no derrochar. Hay que conocer los puntos débiles de cada uno.

¿Cuánto debo reservar?: Dependerá, lógicamente, de la situación financiera de la persona. Pero hay un mínimo aconsejable por la mayoría de los expertos: el 10% de los ingresos netos. Para un sueldo de 1.000 euros, supondrían 100 euros. Si solo pudiéramos apartar un 5% (50 euros), "tampoco debemos darlo por malo, lo importante es generar el hábito de ahorro", apuntan en Selfbank.

Recuperar 7.000 euros al año: según COINC hay "agujeros" por los que se "escapan" más de 7.000 euros al año. Están en el gasto elevado del aire acondicionado, la cesta de la compra, el tabaco, las comidas fuera de casa, las cañas y el café en el bar, las duchas largas, las bombillas que no son de bajo consumo y en no aprovechar los cupones de descuento de las tiendas.

Comparar precios: los comparadores permiten encontrar los mejores precios del producto o servicio que buscamos. No obstante, hay que estar atentos y mirar el detalle, porque a veces, lo barato sale caro.