El 'Tramabús' de Podemos, encabezado en esta ocasión por Juan Carlos Monedero y con Ignacio González como "invitado especial", ha hecho una parada en la Audiencia Nacional aprovechando que la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid y expresidenta regional se encuentra declarando como testigo en el juicio del 'caso Gürtel' por el fraccionamiento de contratos en su mandato.

Tras pasar varias veces por delante de la sede judicial, el autobús de Podemos que denuncia las diferentes tramas de corrupción que han salpicado a los populares ha parado a unos metros de las dependencias para que Monedero y otras personas bajaran del vehículo.

Como novedad, el autobús ha incluido una fotografía en su delantera del expresidente Ignacio González como "invitado especial". Este miércoles, fue detenido como presunto cabecilla de una trama de corrupción en la gestión del Canal de Isabel II.

Los populares fueron capaces de tumbar a jueces o a cualquier que quería denunciar sus tramas En su escueto camino a la Audiencia, varios preferentistas han acompañado a Monedero al grito de 'Tenemos la solución, Esperanza a prisión'. Tras conversar con los manifestantes, el que fuera cofundador de la formación magenta ha querido recordar cómo los populares fueron "capaces" de tumbar a jueces o a "cualquier que quería denunciar sus tramas".

"Gracias al desarrollo democrático, tenemos fuerzas de seguridad que pueden actuar de forma independientes. Ahora, hay policías entrando en OHL porque hay tramas empresariales corruptas que son las que han financiado al PP", ha aseverado.

También ha cargado con el fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, por estar "como parte del PP2, si bien ha querido destacar que hay jueces y fiscales que quieren "hacer bien su trabajo". "El Tramabus quiere denunciar que detrás de estos ladrones y abrumadoras mafias que saquean las arcas del país hay una lógica que detrás de la democracia del PP había impunidad para cometer desmanes porque se consideraban poderosos", ha afirmado.

"Este entramado ha saqueado las huchas de las pensiones y el Canal de Isabel II para que se beneficiaran. Detrás de cada privatización ha habido una invitación a robar y no solo en España, sino también en Latinoamérica", ha concluido.