La policía marroquí ha detenido a un hombre que quemó a su esposa delante de sus cuatro hijos en la provincia de Ifrán, en el centro del país, al parecer como represalia después de que ella le denunciase por violencia doméstica, según ha informado este jueves el diario Ajbar al Yaum.

Según explica el rotativo, los hechos ocurrieron el pasado martes en la localidad de Dayet Aua. Como consecuencia, la víctima fue tue trasladada al hospital regional Mohamed V de la ciudad de Meknés, presentando quemaduras de tercer grado.

La víctima había denunciado en varias ocasiones a su marido por maltrato físico y cuando éste fue convocado el pasado martes por la policía decidió vengarse de su esposa a la que pegó y quemó con gasolina delante de sus cuatro hijos de entre tres y siete años de edad.

Los vecinos, al escuchar los gritos de la mujer, acudieron a socorrerla y apagar el fuego mientras atraparon al marido y le entregaron a la policía.

El pasado mes de julio, la ministra de Solidaridad y la Mujer, Basima Hakaui, lamentó que la violencia de género está adquiriendo en Marruecos "dimensiones muy preocupantes y graves".

Hakaui afirmó que la violencia física sigue siendo la forma de agresión más alta en Marruecos en comparación con los otros tipos de violencia y afecta especialmente a las mujeres de edades de entre 18 y 45 años.