Un trabajador italiano recibirá una pensión vitalicia después de que la Justicia reconociera que el tumor que padeció en el oído y por el que perdió el nervio auditivo se originó por el uso continuado del teléfono, informaron este jueves los medios.

El trabajador usó durante 15 años el teléfono más de tres horas diarias trabajando en Telecom El Tribunal de Ivrea (norte) ha condenado al Instituto Nacional para los Accidentes en el Trabajo (INAIL) a resarcir con la pensión vitalicia a Roberto Romeo, de 57 años y que durante 15 usó el teléfono más de tres horas diarias trabajando en Telecom.

La sentencia, del juez Luca Fadda, se basa en un informe técnico en el que se apunta que el uso del teléfono móvil y sus ondas fueron la causa del neuroma acústico que sufrió el trabajador.

Los abogados del trabajador, Renato Ambrosio y Stefano Bertone, aseguraron en su portal de internet que esta es "la primera y única sentencia en el mundo que, ya en primera instancia, reconoce el nexo entre el uso del teléfono celular y el neuroma".

Fue en 2009 cuando el Tribunal de Apelación de Brescia (norte) emitió la primera sentencia del mundo -pero en segunda instancia- reconociendo este tipo de vínculo, y fue confirmada tres años después por el Supremo italiano.

Concienciar

Desde el portal neurinomi.info, los letrados pretenden concienciar sobre el uso prolongado de los dispositivos móviles así como convertirse en un punto de referencia para todas aquellas personas que achaquen su enfermedad a esta causa.

Advierten además que, "en base a numerosos estudios científicos, el teléfono móvil puede causar cáncer y otras patologías en el ser humano" y, por ello, la primera medida de precaución pasa directamente por optando por el teléfono fijo, con cable.

En caso de utilizar el teléfono móvil, recomiendan llamar con auriculares "para reducir el efecto de las ondas electromagnéticas sobre la cabeza", limitar "drásticamente" la duración de las llamadas o no dormir junto a un dispositivo encendido o en carga.