Casi 1.300 sociedades dependientes de empresas del Ibex-35 y radicadas en nichos fiscales. Más de un tercio de ellas están en Delaware, un estado conocido por su laxitud fiscal. Más de la mitad de la inversión en capital en España procede de Países Bajos y de Luxemburgo, conocidos también por sus facilidades para la tributación de no residentes.

"Las empresas entienden que esto genera preocupación", explica a 20minutos Orencio Vázquez, coordinador del Observatorio RSC que este jueves ha presentado su informe anual sobre la presencia de estas grandes empresas en territorios con una fiscalidad de 'vista gorda'.

Pero, ¿qué dicen exactamente cuando les presentan estas cifras?
Hemos mantenido contacto con 17 de las 35. nos dicen que están avanzando pero tratan de justificarlo diciendo que estas sociedades ya estaban presentes en esos países cuando las compraron o que tienen pensado liquidarlas.

¿Y las otras 18?
Con el resto no nos hemos reunido porque no han querido ellas. Algunas sí habían colaborado en otras ocasiones, pero entiendo que habrán considerado agotado el diálogo con el Observatorio.

¿Por qué les preocupa especialmente la presencia de bancos en estos territorios?
Son empresas con sucursales en paraísos fiscales, así que existe un riesgo de que sean vehículo y facilitar de la elusión fiscal a clientes que han depositado allí su dinero. Casi siempre que sale un caso de corrupción, aparece detrás un paraíso fiscal y una entidad financiera que lo facilita.

¿Hace lo suficiente el Gobierno para atajarlo?
Se puede hacer mucho más para luchar contra el fraude de las multinacionales y eso es lo que estamos demandando. Hace poco leía que Hacienda pidió a ACS desmontar su telaraña societaria. No se debe pedir, debe exigirse y penalizarse. Es necesaria más presión regulatoria para informar sobre estas sociedades, como ya ocurre con las retribuciones de los consejos de Administración. Y hay que hacer inspecciones exhaustivas en las grandes empresas, conocer de donde obtienen el beneficio, qué operaciones intraempresas realizan...

¿Tenemos recursos para eso?
Hay que dotar de más inspectores a la Agencia Tributaria. Estamos en un puesto muy bajo en de la UE en el ratio de inspectores por 1.000 habitantes.

Muchos consejeros de estas empresas vienen de la política...
Cuando se nombra a personas con desconocimiento del sector al frente de estas compañías, es porque se quiere usar sus relaciones en el ámbito público. Hay un nivel de seguridad en que las puertas giratorias y las acciones de lobby acaban influyendo en las políticas públicas.

¿Y cómo afecta esto al ciudadano?
Según los cálculos de la OCDE, entre un 4% y un 8% del dinero que debería recaudarse por el impuesto de sociedades en los países desarrollados, se deja de ingresar por las estrategias elusorias de las multinacionales. Eso son 250.000 millones de euros. No está justificado de ninguna de las maneras que se pague este impuesto en países donde no se están generando las rentas.