El plan de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social, puesto en marcha en 2012, ha permitido convertir en indefinidos más de 265.700 contratos indebidamente temporales.

En 5 años han aflorado 430.773 empleos irregularesEl impacto económico global del plan de lucha contra el fraude supera los 18.237 millones de euros desde el año 2012 hasta febrero de 2017. En ese periodo de tiempo y, gracias a las actuaciones llevadas a cabo por la Inspección de Trabajo, han aflorado 430.773 empleos irregulares.

Desde la puesta en marcha del plan, se han detectado 6.101 empresas ficticias, es decir, empresas sin actividad real, constituidas con el único objetivo de facilitar el acceso indebido a prestaciones.

El Gobierno va a vigilar con lupa 350.000 contratos y espera realizar más de 530.000 actuaciones para evitar fraudes a la Seguridad Social. La Inspección y Control de Seguridad y Protección Social prevé realizar 200.000 visitas a centros de trabajo para controlar la economía irregular y el trabajo de extranjeros. Se espera recaudar 1.050 millones de euros, casi 15 millones menos que lo obtenido durante el año pasado.