Una nueva mentalidad de emprendimiento, la llamada ‘economía azul’, ha sido el objeto de debate del Foro Global de Nueva Economía e Innovación Social, en el que el creador de este movimiento, Gunter Pauli, ha explicado cómo llevar a cabo un proyecto gracias a cáscaras de naranjas o restos de café.
 
Según Pauli, la ‘economía azul’ es una receta “sencilla”. Lo que podrían parecer meros desechos pueden convertirse en el método para ganarse la vida para algunos ciudadanos, ha dicho Pauli. La ‘economía azul’ se basa en “cambiar la lógica y no someter la profesión a la rigidez de los negocios o a la rigidez bancaria, que ya han demostrado que no sirven”.

Las oportunidades son ahora con el mayor socio empresarial, la naturalezaGracias a los restos de café –que se pueden conseguir gratuitamente en restaurantes o cafeterías que lo tiran a menos que hagan compost– se puede cultivar “un hongo extraordinario para gallinas, incluso para gatos o perros”, que se puede comercializar. De igual modo, explica Pauli, si a las cáscaras de naranja se le añade siete cucharaditas de azúcar y agua conseguimos un detergente maravilloso con olor a cítrico. “Las oportunidades son ahora con el mayor socio empresarial, la naturaleza”, asegura.

Estas ideas, que ya forman parte de algunos proyectos de la ‘economía azul’ suponen una vía de trabajo para una sociedad “en la que existe demasiada gente sin empleo como para desperdiciar alguna oportunidad”, ha manifestado Pauli. No es un modelo “del futuro, es de ahora y apta para cualquier ciudadano al que se le despierte el emprendimiento”, ha señalado.

La 'economía azul' es un concepto que parte de una premisa sencilla: servirse del conocimiento acumulado durante millones de años por la naturaleza para alcanzar cada vez mayores niveles de eficacia, respetando el medio y creando riqueza, y traducir esa lógica del ecosistema al mundo empresarial. Así lo explica Pauli en su libro The Blue Economy: 10 Years, 100 Innovations, 100 Million Jobs. "La economía azul busca emprendedores que promuevan las mejores soluciones de la naturaleza para hacer frente a los desafíos económicos y medioambientales actuales", dice este economista y emprendedor belga.