Esta marcha está organizada por la abadía benedictina del Monasterio de Valvanera y cuenta con la colaboración de los municipios por donde transcurrirá la marcha, parroquias, asociaciones, clubs deportivos, peñas y voluntarios así como de la Obra Social 'la Caixa' y el Gobierno de La Rioja, entre otras instituciones y empresas.

En su intervención, los presentadores han destacado que esta prueba va más allá del carácter deportivo y de competición y tendrá un carácter solidario, festivo, religioso y de esfuerzo personal con el objetivo de que todos los participantes sean peregrinos al monasterio de Valvanera, sin importar el tiempo que inviertan, sino que todos lleguen en buenas condiciones.

En este sentido, entre las novedades de este año cabe destacar la atención a los romeros en el monasterio de Valvanera, donde se habilitará una zona de descanso. Además, para evitar cargas innecesarias a los participantes, va a haber un servicio de "mochilero", que permitirá al peregrino depositar su mochila en un punto a la salida y recogerla a la llegada.

Por otro lado, los peregrinos que tengan que abandonar por motivos físicos esta marcha podrán venerar a la Virgen en la iglesia de Navarrete y en la ermita del Rosario de Baños de Río Tobía.

LA ROMERÍA

En concreto, esta prueba, que tendrá un recorrido de 63 kilómetros, partirá de Logroño y continuará por el Parque de La Grajera, Navarrete, Ventosa, Alto de San Antón, Las Brujas, Nájera, Tricio, Arenzana de Abajo, Camprovín, Puente de Arenzana, Mahave, Baños de Río Tobía, Bobadilla, Cruce de Pedroso, Anguiano, Puente del Najerilla, Hospital de Anguiano y, finalmente, el Monasterio de Valvanera, centro de referencia espiritual de La Rioja.

Cada participante recibirá, junto a la inscripción, su dorsal

y el carné de romero denominado 'la Valvanera' así como una bolsa que contendrá agua, barritas energéticas, documentación, glucosa y caramelos.

Además, los romeros portarán una tarjeta que deberán ir sellando en diferentes puntos del recorrido y que al llegar al santuario será canjeada por un documento expedido por el Prior del monasterio de Valvanera, quien atestiguará que ha realizado la peregrinación.

Además el recorrido incluirá diferentes actividades culturales.

Los peregrinos deberán abonar una cuota de 20 euros, de los que aproximadamente un tercio se destinarán al proyecto social de las Monjas Clarisas de Nájera por el servicio que prestan de atención a los temporeros que se desplazan hasta esta localidad. Habrá un dorsal cero, abierto a todo aquel que quiera colaborar con el proyecto solidario de este año.

Se podrá hacer una transferencia bancaria a la cuenta habilitada al efecto en CaixaBank. Todos los interesados podrán obtener más información en la web de esta iniciativa: www.valvaneracamina.com.