El coordinador del programa de cursos de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio, Pedro Luis Huerta, acompañado de la alcaldesa de Aguilar de Campoo, María José Ortega, y del director de la Fundación, Juan Carlos Prieto, ha dado la bienvenida a los participantes de la décimo octava edición del mismo.

Curso en el que seis investigadores se van a encargar de explicar el legado y que a lo largo de tres jornadas van a ayudar a los participantes a entender mejor y a profundizar en la variedad, el significado o las funcionalidades de las imágenes románicas.

"Hablaremos de los grandes programas iconográficos realizados sobre diferentes soportes, desde la escultura en piedra, la pintura mural o el mosaico hasta la miniatura, el bordado o trabajo con marfil", ha comentado Huerta.

Asimismo, analizarán paisajes de raigambre judeocristiana, escenas hagiográficas y caballerescas y las iglesias de San Justo de Segovia, Santo Domingo de Soria, la catedral de Monreale, el tapiz de Bayeux, el arca de San Millán de la Cogolla o las biblias gigantes.

Un curso que además, es una posibilidad de "plantar cara a la despoblación" ha aseverado Prieto, y que como completaba la alcaldesa de la villa, alimenta el espíritu.

Ya que los cursos atraen cada año a cientos de aficionados, por lo que el trabajo de la Fundación suponen para María José Ortega un "orgullo" porque se están recogiendo los frutos de un compromiso real que se inició hace cuarenta años con Peridis y con la restauración del monasterio de Santa María la Real y que se ha mantenido en el tiempo para preservar y poner en primer término la historia, memoria, y el legado de los antepasados.