Así lo ha señalado, en declaraciones recogidas por Europa Press, a la conclusión de la entrega de los Premios Castilla y León que se han celebrado esta mañana en el Auditorio Miguel de Cervantes de Valladolid.

Fernández, aunque ha considerado que el peor de los escenarios era el cierre de la fábrica, entiende que la solución planteada por la Dirección de la multinacional no puede ser objeto de aplauso al tratarse de un "mal menor" que convierte a la planta en "secundaria" para la marca y que "afectará" a los trabajadores y a la "sociedad" abulense.

De ahí, que haya pedido un plan de industrialización para la provincia que "palíe" esta situación "precaria", además de exigir al Gobierno de Castilla y León menos "complacencia" con este tipo de soluciones.