"Quien fue seducida para ser concejala de Educación se marcha ahora a mitad de mandato porque entendemos que ya no soporta pertenecer a un grupo municipal que mantiene como portavoz a un imputado por corrupción, Agustín Iglesias Caunedo, que además da muy mal ejemplo a sus compañeros al no ir a trabajar a pesar de tener una liberación a tiempo completo", ha dicho Álvarez a través de una nota de prensa.

Según la edil de Somos, en el PP tienen "un problema" porque ninguno de los actuales representantes del PP tiene autoridad moral "para relevar al imputado Caunedo, porque callan ante todos sus abusos y desmanes".

"Elisa Fernández probablemente ya no podía aguantar el olor a podrido de su grupo municipal, por eso se marcha", ha dicho Álvarez. "Que no vengan después rasgándose las vestiduras y prometiendo regeneración, porque el que calla, otorga", ha zanjado finalmente sobre los representantes del PP.