Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, los hechos ocurrieron en la zona de Moreda el pasado 31 de marzo, sobre las 19.30 horas, cuando el menor conducía su bicicleta y un hombre le llamó y le dijo que se detuviese para hablar con él. Cuando el menor se paró, el hombre le agredió con el fin de quitarle la mochila que portaba a su espalda.

Tras el robo, el agresor se montó en un vehículo ocupado por otros dos hombres, que le estaban esperando, y huyeron en dirección a la zona de la Calzada. En el interior de la mochila solo se encontraban prendas de vestir, un ticket del gimnasio y 8 euros en efectivo.

Fue una mujer, testigo de los hechos,

quien utilizó su teléfono móvil para realizarle una foto al vehículo mientras huía. Gracias a eso, se pudo localizar, a través de la matrícula, al agresor, y proceder a su detención.