Inicialmente, los policías locales informaban a todos los infractores de la necesidad de abandonar las zonas que estaban ocupando, de hecho hasta 32 campistas desistieron de acampar en esos puntos; Sin embargo, otros 34 persistieron en su empeño y no atendieron a las recomendaciones policiales, por lo que en virtud de la legislación vigente se procedió a su sanción.

Un total de 29 denuncias se produjeron por acampar ilegalmente en la zona de dominio público marítimo-terrestre y otras cinco por hacerlo en lugares prohibidos del Parque Rural de Anaga. Todas estas actas se remitieron a las autoridades competentes en la regulación y protección de ambos espacios. La mayor parte de estas incidencias se produjeron en las playas de Almáciga, Benijo y Roque de Las Bodegas.

Entre las labores desarrolladas por la Policía Local durante esas fechas festivas destacó el refuerzo de la vigilancia en los miradores existentes en Anaga, como medida preventiva ante la posible comisión de robos en los vehículos que utilizan los turistas.

En cuanto a las infracciones detectadas por labores de marisqueo o pesca ilegal fue necesario sancionar a dos personas por estas prácticas. Entre las múltiples funciones de estos agentes también figura el control de las exigencias normativas para quienes practican la pesca, interviniendo con 15 personas en esta materia sin que fuera necesario proceder con ninguna de ellas. Finalmente los policías locales también colaboraron ese largo fin de semana en la búsqueda y localización de dos personas que se había extraviado en Anaga.