En su intervención ha destacado que el sector de la construcción "ha sufrido de una manera muy directa la crisis económica y ha pasado de un modelo expansivo a otro caracterizado por la rehabilitación de edificios y viviendas existentes, además de la renovación y la regeneración de espacios urbanos".

Asimismo, ha afirmado que "la eficiencia energética es el concepto que determina el presente y el futuro del sector en la construcción" y ha señalado que "es necesario concentrar esfuerzos en desarrollar y perfeccionar técnicas y materiales que contribuyan a reducir el consumo en nuestros hogares, empresas y edificios públicos y, en este sentido, el sector de la cerámica está llamado a desempeñar un papel protagonista".

Además, ha destacado que el Gobierno de La Rioja ha trabajado en el ámbito de la rehabilitación de edificios y viviendas y en el marco del Plan Estatal, en este sentido, "ha puesto en marcha la mayor convocatoria de ayudas a las rehabilitación de la historia con un presupuesto de 6 millones de euros que prevé generar una inversión de 21 millones y crear unos 1.200 empleos directos en 33 municipios".

También ha señalado el apoyo del Ejecutivo regional a los ayuntamientos para rehabilitar viviendas de promoción municipal que permitan alojar a familias con dificultades y ha recordado que, desde 2011, se ha generado una inversión de casi 550.000 euros con una financiación del 90% por parte del Gobierno regional para acondicionar 27 viviendas públicas.

José Ignacio Ceniceros ha destacado, además, la apuesta del Ejecutivo regional por la formación y capacitación de los profesionales de la construcción con la firma de convenios de colaboración con el Colegio de Arquitectos y el de Aparejadores y Arquitectos Técnicos para apoyar sus programas formativos.

Finalmente, el presidente del Ejecutivo regional ha asegurado que "el futuro de la construcción y, en especial el de los fabricantes de ladrillos y tejas, sabrá tomar el rumbo más acertado para volver a ser un eslabón básico de nuestra actividad empresarial" y ha animado a este sector a "seguir trabajando para reactivar la construcción, mediante una apuesta clara por la rehabilitación de viviendas para mejorar su accesibilidad y la eficiencia energética".

HISPALYT

La Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas de Arcilla fue fundada en 1968 para defender los intereses del sector de la cerámica estructural e impulsar el reconocimiento político, económico y social de uno de los sectores históricamente más representativos del mundo de la construcción.

Esta entidad agrupa a 100 empresas distribuidas por todo el territorio nacional, en su mayoría empresas familiares que han adaptado sus instalaciones a las nuevas normativas con fuertes inversiones.

Una de las principales actividades de esta asociación es la celebración de estas jornadas que

se celebran en La Rioja durante hoy y mañana y en las que se celebra también la asamblea anual de esta entidad, en la que participan casi todos sus asociados y en la que analizarán la situación de este sector.

En concreto se analizarán cuestiones relacionadas con la reducción de costes energéticos de las fábricas de ladrillos y tejas, el presente y el futuro de la promoción inmobiliaria en España y la nueva generación de maquinaria de preparación y moldeo para la cerámica estructural.

En nuestra región, el sector de la teja y el ladrillo ha tenido siempre una presencia importante, especialmente en localidades

como Alfaro, Calahorra y Lardero, donde llegó a ser fundamental para sus economías locales con empresas como Cocesa, Cerámicas San Pedro o Cerabrik.