El precio de la vivienda usada en España se ha situado en los 1.539 euros por metro cuadrados en el mes de abril, lo que supone un descenso del 1,3% respecto al mismo mes del año pasado. Según el último índice de precios inmobiliarios de Idealista, respecto al mes anterior sí se observa una subida del 0,3% en comparación a marzo.

Por comunidades autónomas, la mayor subida se ha registrado en Baleares, donde los propietarios piden un 2,2% más por sus viviendas que hace un mes, seguida por la subida de Madrid (+1,8%) y Andalucía (+1,1%). Por el contrario, Navarra ha sido la región donde más se han reducido los precios en el cuarto mes del año, al caer un 1,2%, seguida por La Rioja (-0,6%) y Extremadura (-0,5%).

El precio de los pisos subió en abril en la mitad de las provincias españolas El País Vasco continúa siendo la autonomía más cara (2.484 euros por metros cuadrados), al igual que la Comunidad de Madrid (2.374 euros) y Baleares (2.105 euros). En el lado opuesto de la tabla se encuentran Castilla La Mancha (902 euros), Extremadura (928 euros) y Murcia (1.008 euros), que son las comunidades más económicas.

Por provincias, 26 de ellas vieron cómo los precios aumentaban durante el mes de abril. El precio ha crecido un 2,7% en Málaga, seguido por las subidas de Baleares (+2,2%) y Almería (+1,9%). En cambio, la mayor caída se ha producido en la provincia de Granada (-2,1%), seguida por Lleida (-2%), Soria (-1,8%) y Ávila (-1,4%).

La lista de las provincias más caras se mantiene sin novedades, encabezado por las provincias vascas de Guipúzcoa y Vizcaya, con 2.708 euros y 2.568 euros por metro cuadrado, respectivamente. Tras ellas se sitúan Madrid (2.374 euros) y Barcelona (2.243 euros). Toledo es la provincia más económica, con un precio de 801 euros por cada metro cuadrado. Le siguen Cuenca (832 euros) y Ávila (839 euros).

En cuanto a las capitales, durante el mes de abril el número de capitales que han subido de precio ha sido también de 27, con un mayor alza en Málaga (+3,4%).