La irrupción de las compañías de bajo coste ha revolucionado el sector aéreo extendiendo nuevas fórmulas de productos y modelos operativos entre las aerolíneas de red para hacer sus precios más competitivos. Desde no hace mucho tiempo, pero ya ofrecen vuelos de larga distancia. Como consecuencia, los precios han bajado y es posible volar por menos de 200 euros a destinos de larga distancia.

Al mismo tiempo, fruto de la presión del mercado, las aerolíneas regulares han comenzado a modificar sus tarifas hasta hacerlas tan competitivas como las de las aerolíneas low cost. La asignación de asiento, comida a bordo o facturación de maleta, son las opciones de servicios que las tradicionales ofrecen ahora como opción.

Eurowings se establecerá en Palma de Mallorca e IAG lo hará desde BarcelonaDesde 2014 las aerolíneas de bajo coste han incrementado su cuota de mercado en los vuelos de larga distancia. Según datos de liligo.com, en España ya alcanzan el 10% del mercado en vuelos largos. En las rutas de larga distancia desde Madrid o Barcelona, el crecimiento fue del 7% entre 2010 y 2016. Un aumento que se debe especialmente al inicio de operaciones de Norwegian y Wow Air.

En Francia, el negocio de las low cost ha aumentado un 3% solo el año pasado con los vuelos transoceánicos de Norwegian en este país. Pero los viajeros españoles están más dispuestos a volar en aerolíneas de bajo coste para vuelos de larga distancia que los viajeros franceses, según los datos de este buscador de viajes.

Cada vez son más las aerolíneas de bajo coste que empiezan a ofrecer viajes de larga distancia desde España. Eurowings se establecerá en Palma de Mallorca. IAG aterrizará en este segmento, como Norwegian, desde Barcelona, aeropuerto referencia y líder en llegadas en bajo coste a España.