Muji es un gigante en Japón y cada vez tiene más franquicias en el mundo. La mejor forma de definir a esta empresa nipona es explicando de dónde viene su nombre: es la abreviatura de Mujirushi Ryohin, que en japonés significa “productos de calidad sin marca”. Desde 1980 Muji vende cosas para la casa, el trabajo o el ocio. Cuenta con más de 400 tiendas en el mundo, de las que 320 están en Japón y seis en España.

Pero desde 2008, Muji hace también casas. Viviendas prefabricadas y de pequeño formato pensadas para las grandes ciudades japonesas. Ahora quieren ocupar también el campo. Su modelo Muji Hut busca que tener una casa en la naturaleza –si tenemos la parcela, claro– sea más asequible.

El proyecto es una cabaña prefabricada de madera de una superficie de 9 m2 interiores y perfectamente habilitados y 3 m2 de fachada. Está envuelta en contrachapado de ciprés nipón sin tratar, resistente pero a la vez adaptable a las necesidades de los futuros dueños y sus gustos. Como detallan en Arga, el exterior está envuelto con tablas de madera calcinada usando la técnica nipona ”Shou Sugi Ban”, que alarga la vida de la madera, y la hace más resistente a fuego, insectos y cambios climatológicos. Unas puertas correderas de vidrio enmarcan el frontal de esta pequeña vivienda.

Muji tiene en España 6 tiendas y prevé abrir 4 más en 3 añosLa Muji Hut está construida sobre una base de hormigón que la resguarda contra la humedad del suelo y alarga la vida útil de la estructura. Por sus dimensiones, la cabaña puede montarse sobre cualquier terreno en pocas horas. La casita va a costar algo menos de 25.000 euros, desde agosto y de momento sólo en Japón.
 
Muji tiene en España seis tiendas; tres en Madrid y tres en Barcelona. En 2015, facturó 8,5 millones de euros en nuestro país y prevé incrementar sus ventas un 10% este año. Por ello, tiene planes para crecer. La compañía japonesa prepara la puesta en marcha de cuatro nuevos establecimientos en los próximos tres años.